logo

¡Bienvenidos a ESTUDIOS PATAGONIA!

Un equipo multidisciplinario de profesionales, altamente especializados y comprometidos con las tareas del desarrollo del Sur de Chile, componen Estudios Patagonia.
En conjunto buscan establecer estándares de alta calidad en cada propuesta que desarrollan, motivados por el esfuerzo y compromiso de los pequeños y grandes emprendimientos y de las personas que los impulsan.
Mediante la asistencia técnica y la entrega de nuevas competencias y habilidades, Estudios Patagonia promueve una mejor calidad de vida, el respeto y compromiso por los demás y el cuidado al medio ambiente; todo ello con énfasis en la autogestión de los procesos y la producción responsable.

Editorial verano 2014

Una huerta para diversos objetivos

 

Establecer una huerta orgánica en espacios reducidos, no sólo es de interés para aquellas personas que buscan una alimentación saludable, también lo es para integrantes de la tercera edad que pueden encontrar en esta actividad una alternativa práctica para aprovecha la mayor disponibilidad de tiempo y producir alimentos sanos para su consumo; es una alternativa para escuelas rurales y urbanas para promover opciones  agroecológicas de producción y de paso incentivar el respeto por el medio ambiente y producir alimentos; también es una opción  para organizaciones vecinales y otro tipo de organizaciones civiles que cuenten con pequeños espacios para producir diversas hortalizas de uso cotidiano, para recuperar espacios abandonados y darle vida y color a rincones improductivos de los barrios locales; también es una oportunidad para hogares de ancianos y  centros de psiquiatría,  en los cuales la actividad o trabajo en el huerto aporta un componente terapéutico en la recuperación del paciente. En definitiva, la producción de hortalizas y el consecuente vinculo con la tierra, es una posibilidad para múltiples grupos que pueden perseguir objetivos distintos, desde estrictamente económicos-alimentarios hasta con fines terapéuticos.

En relación a la producción de hortalizas con fines terapéuticos,  Estudios Patagonia está participando, en conjunto con el departamento de psiquiatría del Hospital Base Valdivia y el centro de extensión de la Universidad Austral de Chile, en una experiencia de producción de hortalizas bajo plástico en las dependencias del Hospital Base de Valdivia; tenemos muchas expectativas de esta iniciativa y esperamos disponer del apoyo de diversos organismos para profundizar este aspecto de la producción de hortalizas. Los primeros resultados son muy alentadores, así es que pronto tendremos  noticias para compartir con todos ustedes.

 

 

EDITORIAL (Julio 2013)

Producción de hortalizas en espacios reducidos o agricultura urbana.

Con la noche de San Juan o Solsticio de invierno (20 -23 de Junio) se inicia un nuevo ciclo en la tierra y en las plantas. Es el día más corto y la noche más larga del año.

Se da comienzo lentamente al despertar de las plantas que mostrarán su máxima expresión en la Primavera-Verano que aun se ven lejanos. Es tiempo de iniciar la planificación de la próxima temporada productiva, es tiempo de reflexionar como aprovechamos los escasos espacios de tierra disponible para fines alimentarios y estéticos; es tiempo de decidir si continuamos comprando alimentos o realizamos un esfuerzo por la independencia alimentaria.

En función de lo anterior, en esta ocasión hablaré de la producción de hortalizas en espacios reducidos o agricultura urbana, actividad que 200 millones de personas alrededor del mundo la practican y con ello logran dar cuerpo a la actividad humana más importante, como es la de producir alimentos. Es una práctica que puede adquirir mayor importancia en la medida que la producción de hortalizas convencionales y a gran escala mantenga y aumente los altos niveles de agrotóxicos usados en los procesos productivos.

La agricultura urbana es la producción de verduras, hortalizas, frutas y plantas medicinales en espacios reducidos y con técnicas que permitan una alta producción en poco espacio; uno de los sistemas más conocidos es la "siembra biointensiva" o "bancal profundo"; sin embargo el cultivo en cajones y macetas también apunta a lograr alimentos para la familia. Dentro de los beneficios de la producción de hortalizas en espacios reducidos se cuenta:

1. Producir alimentos sanos para el grupo familiar
2. Mejorar la dieta de la los integrantes de la familia
3. Efecto positivo sobre la salud mental de los integrantes de la familia
4. Ocupar de manera productiva mano de obra familiar disponible
5. Ahorro en la compra de la canasta de hortalizas y verduras

Es una buena oportunidad para muchas familias que cuentan con pequeñas superficies de terrenos, incluso balcones o techos de viviendas, para cultivar alimentos de fácil producción y de gran aporte nutricional para la dieta alimentaria; acelgas, ciboulette, orégano, espinacas, zapallos italianos, betarragas, zanahorias, entre muchas otras especies, son de fácil cultivo y un gran aporte a la economía familiar.

A partir de la próxima primavera tienen un gran desafío, si es de los que piensan que los alimentos adquiridos vienen con una alta carga de químicos o contaminados biológicamente, atrévase a "crear" un espacio dedicado a la producción de hortalizas, plantas medicinales y flores en el patio, el techo o en la ventana de su casa, los beneficios serán maravillosos.